Si tú también eres un enganchado a los viajes como nosotros seguro que en el análisis de tu ADN cumples algunas de estas condiciones. Realmente creo que todos los viajeros estamos cortados por el mismo patrón. ¿Te sientes identificado con estas señales?

35 señales que indican que eres un adicto a los viajes

adicto a los viajes

1. Aún no has regresado de un viaje y ya estás pensado en el próximo destino.

2. Alguna vez te has levantado de la cama y no sabías muy bien dónde estabas.

3. Tienes súper claro qué harías si te tocase la lotería. ¿Acaso lo dudas? Viajar es lo único que compras que te hace más rico.

  

4. No te supone ningún sacrificio en tu día a día ahorrar para tu próximo viaje. Te puede costar soltar la panoja para otros caprichos, pero para viajar nada de nada.

5. Tienes un mapa de rascar o un mapa de chinchetas en tu casa y aunque has viajado mucho lo ves aún súper vacío.

6. Alguna vez, al regresar de un viaje, te has dado cuenta de que todo sigue igual a tu alrededor, pero tú te sientes distinto.

7. De pequeño amabas los dibujos de Willy Fog y/o tus libros favoritos eran los de Julio Verne.

adicto a los viajes

8. Tu entretenimiento mientras esperas en los aeropuertos es mirar los sellos del pasaporte o echar un ojo a las guías de viaje.

9. Dar la vuelta al mundo, o pasarte unos meses de viaje, es una opción que siempre has tenido en mente. Lo único que te echa para atrás es ese miedo a lanzarte al vacío.

10. Te encanta decorar tu casa con recuerdos de tus viajes. Aunque sabes que lo mejor es coleccionar momentos y no cosas.

11. Te mueves por los aeropuertos como Pedro por su casa.

12. Lo primero que te dicen tus amigos cuando te ven no es qué tal estás, sino cuál es tu próximo viaje. También tienes que aguantar la mítica frase de “jolín, no paras”.

13. Estas deseando casarte por el pedazo de viaje que te vas a hacer en la luna de miel.

14. Tu medidor de precios para determinar si algo es caro o barato se basa en compararlo con el precio de un vuelo.

adicto a los viajes

15. Valoras que tu pareja ame viajar tanto como tú y sabes que tus niños serán tan viajeros como sus papis.

16. Cada vez te da más pereza hacer la maleta antes del viaje. Y ya deshacerla ni hablamos. Eso sí, tienes un don para hacer las maletas en cinco minutos.

  

17. Cada vez te gusta más vivir experiencias, no sólo visitar lugares.

18. Tienes una lista interminable de sueños viajeros que tienes que tachar antes de morir. La lista es tan larga que se te está yendo de las manos. Entre ellos probablemente tienes experiencias como ver auroras boreales en Noruega, viajar a la Patagonia, ver Machupichu o entrar en las pirámides de Egipto.

adicto a los viajes

19. Durante el viaje siempre te dejas algo por ver en ese lugar para buscar una excusa para volver. Aunque sabes que necesitarás siete vidas para ver todos los lugares que hay en el mundo. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, ¿no?

20. El fondo de pantalla de tu móvil o del pc es alguna foto de algún lugar del mundo.

21. Viajas tanto que apuras hasta el último minuto para llegar al aeropuerto o a la estación de tren o bus. Hasta que un día te lleves un susto (si es que no te lo has llevado ya, claro).

22. Tu madre ya te da como un caso perdido. Al principio tenías que aguantar frases como “¿pero hace falta irse tan lejos?” o “¿qué se te ha perdido allí?” Pero ahora ya lo tiene superado.

23. No entiendes por qué la gente hace cola para embarcar en el avión. ¡Hay asientos para todos, señores!

adicto a los viajes

24. Has viajado ya tanto que ante las adversidades o incidentes que pueden surgir en los viajes te vienes arriba. Ya sea cuando te retrasan o te cancelan un vuelo o si tienes la mala suerte de ponerte malo durante el viaje.

25. Odias con todas tus fuerzas los controles de seguridad en los aeropuertos.

26. Lees revistas de viajes, blogs de viajes o sigues en tus redes sociales cuentas de viaje para inspirarte. O quizás eres blogger de viajes o tienes en mente crear un blog.

27. Tienes todas las tarjetas de fidelización de las aerolíneas aéreas.

28. Amas la gastronomía internacional por encima de todas las cosas. La gastronomía japonesa, la mexicana o la peruana son tus favoritas del mundo mundial ¡mmm! Y la española, claro.

29. Siempre acaba en tu neceser de viaje mini botes de jaboncitos y geles de hoteles de diferentes partes del mundo.

30. Odias el jet lag, pero asumes que es un sacrificio por el que hay que pasar. Lo mismo pasa si tienes miedo a volar. A veces lo pasas mal en el vuelo, pero en el fondo sabes que la recompensa merece mucho la pena.

31. Eres capaz de quedarte dormido en cualquier medio de transporte.

adicto a los viajes

32. A veces tienes un poco de síndrome de Diógenes, te da pena tirar folletos o entradas de lugares que has visitado.

33. Hay dos tipos de adictos a los viajes: los que lleva todo preparado al dedillo con antelación o los que lo dejan todo para el último día y les gusta sorprenderse. ¿Tú de qué grupo eres?

34. Otra división clara corresponde a los que aman el gps y los que lo odian.

35. En esta última nos vas a ayudar tú. ¿Qué otras cosas haces o te pasan en tu día a día que te hacen pensar que estás enganchado a los viajes?

  

Y si te has sentido identificado con este post sólo podemos acogerte con los brazos abiertos. ¡Bienvenido al club de los enganchados a los viajes! Nosotros hacemos pleno cumpliendo 34/35. ¿Y tú?

¡Compártelo con los amigos si te ha gustado!

Sigue leyendo otros artículos relacionados que también te pueden interesar:

  1. Consejos para viajar a Europa por primera vez.
  2. Cómo contratar el mejor crucero por el Nilo.
  3. Consejos para viajar a Venecia: guía para turistas novatos.
  4. Los 15 mejore regalos para viajeros frecuentes.
  5. Qué ver en Sevilla en un fin de semana.

¡AHORRA VIAJANDO CON ESTOS ENLACES!

RESERVA AQUÍ el hotel MÁS BARATO DE INTERNET.

AHORRA MUCHO DINERO en el ALQUILER DE TU COCHE.

AHORRA COLAS y reserva LAS MEJORES VISITAS GUIADAS.

El MEJOR seguro de viaje con un 5% DE DESCUENTO.