«¡A«y va! ¿Tienes un blog de viajes? ¡Cómo mola! Yo si tuviese tiempo me encantaría tener también uno.» Esto es lo que alguna vez me dice algún amigo nuestro cuando le cuento que tenemos un blog de viajes.

Mi respuesta ante tal frase es algo así como… «Sí, parece que mola mucho pero no te imaginas todo lo que hay detrás.»

Y cuando digo «lo que hay detrás» no me estoy refiriendo exclusivamente a todo el tiempo que hay que dedicar al blog, sino que seguramente no sepas que tener un blog de viajes es tan peligroso como practicar un deporte de riesgo. Sí, de alto riesgo. Si no me crees echa un vistazo a todas estas situaciones con las que me he encontrado durante los más de dos años que llevo con el blog y júzgalo tú solito.

Situaciones que he vivido como bloggers de viaje

Cuando estas escribiendo un post y lo publicas sin querer

¡Ja, ja! A mí me ha pasado una vez y sé de algún otro blogger que también le ha sucedido. Estás haciendo un post y de repente en vez de darle a guardar le das a publicar. En ese momento te quieres morir. Estaba sin terminar, aún no lo habías revisado, lo habías hecho deprisa y corriendo y a saber las faltas de ortografía que tiene. Pues automáticamente se ha enviado tu «boceto» a toda tu lista de suscriptores.

crying-waterfalls

Cuando algún post tuyo se convierte en una especie de foro

Eso es lo que pasa en esta entrada sobre cómo moverse por Venecia que ya tiene más de ciento cuarenta comentarios. Sí, una burrada (y nos hace increíblemente felices). La gente llega a esta entrada y sigue comentando llegándose a responder entre unos lectores a otros. Uno de los últimos comentarios que recibimos es del tipo: «no sé cómo he llegado a este foro». ¿Foro?

Cuando te das cuenta que el post más chorras que has escrito tiene miles de visitas

En efecto, es así. Es un poco triste, pero hay que reconocer que seguramente a todos nos haya pasado. Haces un post con una idea original con contenido más bien simple y tiene miles de visitas. En el fondo te hace ilusión, pero sabes que es realmente injusto porque luego está el caso de…

Cuando haces un post súper currado y no lo lee ni perri

Ah hijo mío, sí tú, el que entras a este post que está catalogado dentro del apartado de post chorras ¿por qué lees esto y no lees otros post que me he currado muchísimo más? ¿Por quéééééé? A todos se nos escapa a una lagrimilla cuando publicamos algo que no nos lee ni nuestra madre después de haberle dedicado tanto tiempo.

Cuando recibes la típica colaboración trampa

¡Hola! ¿qué tal? Me encanta vuestro blog. Os voy a proponer el mayor planazo de vuestra vida. Podéis compartir este artículo en vuestro blog de manera gratuita y seguramente a vuestros seguidores les parece la pera limonera. ¡Ah! Y ya de paso os cuelo un enlace de manera gratuita.

Mmmm, espera, como te diría sutilmente: N-O.

Cuando recibes comentarios de gente a la que se le va algo la pinza pero te descojonas

Bueno, esto realmente da para un post aparte. Hemos recibido comentarios de todo tipo. Por ejemplo: «¿Cómo es la forma más rápida de llegar desde Madrid a la Torre Eiffel?«. ¡Jajaja! A la gente se le va un poco la pinza, pero espera que tengo uno todavía mejor: «Hola, quiero irme de viaje con mi amante pero sin que se entere mi mujer ¿alguna recomendación? «.

69445

Cuando te han meneado algo = miles de visitas de repente en un día

El efecto menéame puede ser uno de los mejores efectos que haya conocido bloguerilmente hablando. Si consigues que alguien te meneé una entrada en el portal menéame y acabas en portada lo vas a petar y lo sabes. Ays, ¡cómo nos gusta ese menéito!

Cuando te dejan un comentario en un post y te ponen a parir

La verdad es que la primera vez que me dejaron un comentario negativo en un post no pude dormir por la noche. ¡¡¡Qué no, es coña!! Sí que pude dormir pero ese día me quedé preocupada por el comentario, no sabía si aprobarlo o no. Posteriormente, al día siguiente recibí varios comentarios más, cada vez más subidos de tono a la entrada de consejos sobre cómo sobrevivir en San Fermín y no morir en el intento que, obviamente no aprobé, pero me cambiaron la percepción acerca de los comentarios negativos.

Con el tiempo he aprendido que cuando te llegan comentarios negativos a un post no te preocupes, es que se está haciendo viral y estás llegando a un montón de gente. No puedes pretender gustar a todos y los haters tienen que hacer su trabajo ¿no? Sino se aburren. Ahora cuando me llegan comentarios negativos acabo descojonándome. Estas cosas hay que tomarlas con humor, señores.

Cuando te pasas todo el día mirando las visitas al blog 

Sí, mirar las visitas del blog engancha más que los capítulos de Juego de Tronos. Se convierte en una adicción, sobre todo al inicio de crear el blog. El que diga lo contrario miente.

pensamientos-que-tiene-una-chica-cuando-no-le-responden-un-mensaje-de-texto-7

Cuando tus amigos no te leen hasta que les dices que has ganado pasta o te han invitado a un viaje

– Tengo  un blog de viajes.

– ¿Ah sí? ¿Y eso para qué sirve? Ya lo leeré (aunque sabes que eso significa que no lo va a leer nunca).

Unos meses más tarde:

– Pues nos vamos de viaje este fin de semana que vamos a hacer una colaboración con una oficina de turismo.

– ¿En serio? Me voy a hacer yo también un blog. ¡Cómo mola!

Cuando llegas a un número redondo en facebook

Ese día es fiesta nacional. Ahora mismo estamos cerca de llegar a los 4.000 y lo celebraremos con una súper mariscada.

No, es broma, lo celebraremos pero no nos vamos de mariscada. No porque la ocasión no lo merezca sino porque no me gusta el marisco. Imagínate el chollo que es sentarse al lado mío en una boda.

tumblr_njr9nvsWeW1si3gq6o1_r1_500

Cuando les dices a tus amigos que tienes un post viral

Cuando tienes un post viral lo celebras aún más que cuando llegas a un número redondo en facebook. Post viral = miles de visitas desde facebook porque el post lo está compartiendo todo Dios. Llegas a un estado de felicidad máxima. Estas tan contento que vas diciendo a todos tus amigos en los grupos del whatsapp «Ey, que tengo un post viral» todo motivado. Tus amigos ni te contestan.

Cuando ves los ingresos que te da adsense y piensas que te estás haciendo millonario 

Al principio piensas que te estás haciendo millonario con tus primeros ingresos, pero en el fondo sabes que esos ingresos son una mierda. Aún así te hace muchísima ilusión y empiezas a echar cálculos sintiéndote el rey de la pista. ¡Wow! Hoy he ganado dos euros sin hacer nada ¡¡Yujuuuuu!! Me voy a forrar si publico más (ja ja). Por cierto, chequear tus ingresos de adsense también es adictivo.

Jordan-Belfort-Throws-Out-Money-The-Wolf-of-Wall-Street

¿Nos cuentas alguna traca más que te haya pasado a ti como blogger de viajes? Venga, que nos queremos reír un rato.

Sigue leyendo otros artículos relacionados que también te pueden interesar:

  1. Los post que más lo han petado en 2015.
  2. Tamaños de maleta permitidos según la compañía aérea.
  3. Ventajas y desventajas de tener un blog de viajes en pareja.
  4. Tracas viajeras I: de cuando llegué tres días más tarde a Edimburgo.
5% Descuento en IATI seguros
¡AHORRA VIAJANDO CON ESTOS ENLACES!

AHORRA DINERO en el ALQUILER DE TU COCHE.

Solicita El MEJOR CAMBIO DE DIVISAS CON ANTELACIÓN y APROVECHA ESTE DESCUENTO.