Si vienes a Cantabria, te va a pasar una cosa irremediable: vas a morir de amor. ¿Quieres saber por qué? Estas son 50 razones para morir de amor en Cantabria.

Vas a morir de amor…

1.- cuando de un mismo vistazo ves el mar y la montaña y piensas ¡qué bonito es Cantabria!

2.- cuando caen las primeras nieves en Alto Campoo y sabes que pronto podrás subir a esquiar.

3.- con los animalitos del Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Gorilas, rinocerontes o jirafas, todos son adorables.

4.- al notar el cosquilleo en el estómago mientras subes en el teleférico de Fuente Dé.

Fuente Dé

Teleférico de Fuente Dé. Flickr : Albert Torelló

5.- saboreando un buen cocido lebaniego en Potes…

6.- … y bajando el cocido con un orujo de Liébana.

7.- después de bajar las escaleras en la ruta del Monte de Buciero y descubrir el Faro del Caballo.

8.- visitando el pueblo de Santillana del Mar, que no es santa ni es llana ni tiene mar, pero es preciosa.

9.- viendo un increíble atardecer desde las Dunas de Liencres.

Atardecer Liencres

Atardecer desde la Playa de Liencres

10.- viendo alguno de los deportes típicos de Cantabria: con la tradición de los bolos cántabros o la emoción de las traineras.

11.- al dar un paseo por la Península de la Magdalena, y contemplar el Palacio en su máximo esplendor…

12.- … y al bajar de vuelta toparte con los pingüinos y las focas que hay en el parque.

13.- sintiéndote como un antiguo romano al caminar por la Calzada Romana de Bárcena de Pie de Concha.

14.- disfrutando de la belleza de la cascada del Nacimiento del Asón.

15.- comiendo unas anchoas de Santoña ¡ñam, ñam!

16.- celebrando las victorias del Racing. Bueno, también morirás de disgustos (a veces).

17.- dando un paseo por el Sardinero ¡no hay igual en el mundo entero!

18.- haciendo una ruta de montaña por los Picos de Europa.

Picos de Europa

Vista de los Picos de Europa

19.- en la Playa de la Salvé en Laredo, o lo que es lo mismo, 7 maravillosos kilómetros de playa para ti…

20.- … o en la Playa de Oyambre, o en la de Berria, o en la de Langre

21.- … ¡buff! vas a morir de amor en muchas playas paradisíacas de Cantabria, por no decir todas.

22.- saboreando un pincho de tortilla del Manila.

23.- entre estalactitas y estalagmitas mientras haces espeleología en la Cueva del Soplao.

24.- imaginándote a los antiguos pobladores de Cantabria pintando los bisontes de la Cueva de Altamira.

Altamira

Cueva de Altamira

25.- con la belleza del Mar Cantábrico ¡ay, cuánto se echa de menos cuando estás lejos de él!

26.- al atiborrarte de sobaos y quesadas.

27.- cuando ves la Plaza de Cañadio a rebosar y te das cuenta de que el verano ya está aquí.

28.- celebrando las fiestas más populares de la región, como La Folía en San Vicente, la Batalla de Flores de Laredo, las fiestas de la Virgen Grande en Torrelavega, las Guerras Cántabras de Los Corrales, los encierros de Ampuero, las fiestas del Orujo en Potes…

29.- … ¡y las fiestas de tu pueblo, leñe!

30.- al coger la lancha de los Reginas para pasar un día de playa en El Puntal…

31.- … mientras disfrutas de las vistas de la Bahía de Santander, una de las bahías más bonitas del mundo.

Santander

Los Raqueros en la Bahía de Santander

32.- tomándote una de rabas con los amigos los fines de semana.

33.- viendo las vistas desde lo alto de Peña Cabarga.

34.- y de impresión al cruzar el Desfiladero de la Hermida en coche.

35.- disfrazándote en los Carnavales de Santoña.

36.- viendo La Vijanera en Silió, los primeros carnavales del año en toda Europa.

Vijanera

La Vijanera

37.- al ver el Capricho de Gaudí, la joya que dejó el genio en Comillas.

38.- al tomarte un helado tamaño XXL en Regma.

39.- comiéndote un buen cocido montañés en el Valle de Cabuérniga.

40.- al llegar al mismísimo Nacimiento del Río Ebro en Fontibre.

41.- los miércoles en verano de fiesta por Suances.

42.- con la estampa de San Vicente de la Barquera y los Picos de Europa nevados de fondo.

San Vicente de la Barquera2

Panorámica de San Vicente de la Barquera. Wikimedia Commons: Jlgolis

43.- al ver las «tetas» de Liérganes.

44.-  cuando escuchas el pito y el tambor y ves a un grupo de mozos con los trajes regionales bailando.

45.- de caseta en caseta buscando el mejor pincho de feria.

46.- y de acojono en una Vía Ferrata.

47.- al ver una estela cántabra.

Estela de Barros

Estela de Barros. Wikimedia Commons: María Victoria Gómez Fernández

48.- por algún cántabro o cántabra, que somos bien majos.

49.- cuando oyes cantar la Fuente de Cacho.

50.- este te lo dejamos a ti. Hay infinitos lugares en Cantabria en los que puedes morir de amor, así que déjanos un comentario con las razones por las que tú mueres de amor. ¡Ayúdanos a completar la lista!

YO MUERO DE AMOR POR CANTABRIA. ¿Y TÚ? ¿POR QUÉ MUERES DE AMOR?

Por cierto, si decides viajar a Cantabria te recomendamos que:

Mires vuelos baratos en Skyscanner.

Busca un hotel bueno, bonito y barato aquí.

Si necesitas un seguro de viajes, contrata el mejor seguro y obtén un 5% de descuento si lo haces desde aquí.

Si haces una ruta por Cantabria o alrededores puedes alquilar un coche aquí.

5% Descuento en IATI seguros
¡AHORRA VIAJANDO CON ESTOS ENLACES!

AHORRA DINERO en el ALQUILER DE TU COCHE.

Solicita El MEJOR CAMBIO DE DIVISAS CON ANTELACIÓN y APROVECHA ESTE DESCUENTO.