¡Bienvenidos al artículo más especial que hemos escrito hasta el momento en el blog! Hoy queremos compartir con vosotros todos los detalles de nuestra boda viajera, la boda temática de viajes más molona de todos los tiempos.

Cuando decidimos casarnos, los dos teníamos claro que nos queríamos currar todos los detalles de la boda y hacer cosas que no pasasen desapercibidas a nuestros invitados.

Luego nos dimos cuenta que se nos fue un poco de las manos y todo llevaba muchísimo tiempo, pero os aseguramos que mereció la pena infinito.

  

Los invitados quedaron encantados y se nos caía la baba cuando al día siguiente nos escribían diciendo que había sido «la boda más bonita a la que habían ido».

Y nosotros estábamos super felices viendo que todo salió a pedir de boca.

boda viajera

Como muchos nos habéis pedido este post y sabemos que a la hora de preparar una boda toda inspiración es bienvenida, aquí os contamos todos los detalles de nuestra boda viajera.

Todos los detalles de nuestra boda temática viajera

boda viajera

Anuncio de boda

Aviso: se nos fue mucho de las manos desde el principio. La cosa prometía desde el minuto uno.

Queríamos hacerlo todo muy original, empezando por el anuncio de boda. Cuando nos comprometimos ya llevábamos 9 años saliendo juntos, por lo que muchos amigos y familiares ya nos daban como «un caso perdido».

Por eso, queríamos sorprenderles con un vídeo y aprovechamos una excusa del blog para metérsela doblada.

Les dijimos que nos habíamos hecho youtubers, que estábamos haciendo un vídeo piloto y que se lo queríamos enseñar en primicia para que nos diesen su opinión.

Lo único es que el vídeo venía con sorpresa. 😉

No te pierdas el vídeo hasta el final porque no tiene desperdicio. Vamos directos a los Óscar a la mejor interpretación.

Por cierto, hasta ahora no lo sabíais, pero después de ver el vídeo ya no hay duda. Si hay algo que nos caracteriza más allá de los viajes, especialmente a Juanra, es que le encanta el mundo de Tolkien y «El Señor de los Anillos».

El vídeo del anuncio lo grabamos y editamos nosotros completamente. Fue nuestro «entretenimiento» del verano pasado. Pero sólo por ver la cara de «really?» que ponían los invitados mereció la pena.

Invitaciones de boda viajera

  

Las invitaciones de boda queríamos que fuesen un billete de avión. Para ello encargamos estas invitaciones de boda viajera en formato «Wedding Pass».

boda viajera

No nos gustaba mucho la idea típica de «Regi y Juanra 07.09.19» así que nos inventamos un código de vuelo con la fecha y nuestras iniciales RJ7919.

De hecho, en las alianzas tenemos grabado este número de vuelo.

Todos los detalles del texto de las invitaciones iban con palabras viajeras: «fecha del vuelo, escala, destino, aeropuerto» y también creamos una página web para que la gente «hiciese el check-in». De esta forma confirmaban la asistencia a la boda como si de un vuelo real se tratase.

boda viajera

Página web de la boda

Creamos una página web privada de la boda en la que incluimos todos los detalles del vuelo:

  • Ruta del vuelo con mapa (iglesia y restaurante).
  • Tarjeta de embarque.
  • Una opción para confirmar cuántos asientos había que reservar para el vuelo y así de paso comentar algún tipo de intolerancia alimentaria del «menú a bordo».
  • También incluía la sección «última llamada para los pasajeros VIP» donde se podía ver una selección de fotos especiales de todos los invitados de la boda.

boda viajera

Porta alianzas y porta arras viajero

El porta alianzas donde los niños de arras llevaban los anillos en la iglesia seguía la temática viajera «contigo al fin del mundo».

boda viajera

A juego una amiga nos regaló el porta arras.

boda viajera

Coche de novios

El coche de novios tenía que ser un taxi. El motivo no es otro que nosotros, antes de empezar a salir, nos conocimos en un taxi.

boda viajera

La historia la hemos contado en varias ocasiones en redes sociales. No nos queremos repetir como el ajo, así que si tú ya te la sabes puedes pasar al siguiente punto. 🙂

Oficialmente nos empezamos a tirar la caña en una fiesta de cumpleaños de un amigo en común, pero antes de esto, aunque ninguno de los dos nos acordábamos, coincidimos en un taxi.

Era un día que llovía mucho y Regi estaba esperando un taxi. Se le acercó un chico malagueño y le dijo:

– Perdonah, etá eperando un tasi? E que hase muxo frío y apenah hay tasis, te importa que compartamó uno?

– Claro, sin problema.

Y durante el trayecto en taxi hablaron de que él era malagueño y que estudiaba Teleco.

Una de las mejores amigas de Regi estudiaba teleco también, así que al día siguiente le comentó, a modo anecdótico, la jugada de que había compartido un trayecto de cinco minutos en taxi con un chico malagueño que estudiaba con ella. Regi ni se acordaba de su nombre.

– Ah sí, ya se quien es.

Y ahí se quedó la cosa, hasta que el destino nos volvió a juntar en esa fiesta de cumpleaños, tres años después, y nos subieron una foto en Facebook juntos y la amiga de Regi dijo «oye, ¿sabes que el chico de la foto es con el que te fuiste en taxi hace ya unos años?».

Está claro que esto es una casualidad del destino y lo demás son tonterías.

Y así es como Juanra contará a sus hijos «como conocí a vuestra madre».

boda viajera

Buscando algún taxi viajero como coche de novios vimos el típico taxi neoyorkino amarillo que se podía alquilar en Madrid, pero traerlo hasta Santander costaba muchísimo dinero y se nos iba de presupuesto.

Pero casualidades de la vida encontramos un taxi antiguo de Londres en Santander. Así que lo vimos claro. Más «nosotros» imposible. Si por casualidad sois de por aquí cerca y os interesa nos podéis dejar un comentario en este post y os pasamos el contacto por privado.

boda viajera

Más chorraditas en la iglesia

También encargamos unos cucuruchos viajeros para el arroz y los pétalos. De todo quizás fue lo que menos nos gustó. Había mucha diferencia a cómo se veía en fotos a cómo era en la realidad.

boda viajera

Nosotros esto no lo sabíamos, pero durante uno de los discursos de la «ceremonia del anillo único» en la iglesia, el hermano de Juanra hizo una intro como si se tratase del mensaje de bienvenida de un vuelo. Terminaba con un «abróchense los cinturones que despegamos».

Seating planing viajero

Esta es de todas las ideas viajeras nuestra preferida. Hicimos un seating planing para sentar a los invitados como si se tratase del típico panel del aeropuerto. Incluso tenía el mismo tipo de letras y colores. Esto lo diseñamos e hicimos directamente nosotros.

boda viajera

En los estados pusimos «boarding, go to gate…» y nosotros nos pusimos «delayed». Lo reconocemos, tenemos fama de llegar siempre tarde. Ya sabes eso de «Dios los cría y ellos se juntan».

boda viajera

Decoración de la mesa viajera

Cada mesa tenía el nombre de un viaje o lugar importante para nosotros. SantanderMálaga, Tulum todos son lugares muy especiales para nosotros. No podían faltar.

boda viajera

Cada centro de mesa estaba decorado con bolas del mundo. Y debajo de cada bola había guías de viaje.

Junto a las bolas del mundo pusimos un jarrón de rosas blancas a juego con el ramo de la novia. Pista: la rosa blanca es la flor favorita de Regi. 🙂

boda viajera

Rincón de bienvenida

En rincón de bienvenida colocamos la típica señal con flechas indicando lugares especiales para nosotros, y que coincidía con los nombres de las mesas y la distancia que hay desde Santander.

boda viajera

¡Gracias suegro por el currele! Quedó genial.

Regalo para los invitados

Cada pasajero VIP tenía encima de la mesa su regalo, para así no tener que molestar a ninguno de nuestros familiares para repartirlos. Además, los regalos eran unisex.

Había una maletita viajera + un sobre viajero.

boda viajera

En el sobre había una foto personalizada con cada invitado y una dedicatoria escrita por nosotros en la parte trasera. Esto es algo que nos llevó muchísimo tiempo hacer, pero teníamos claro que lo que marca la diferencia son los pequeños detalles. A los invitados les encantó, les pareció muy especial, e hicimos llorar a más de uno.

boda viajera

Nosotros también nos hicimos el uno al otro una dedicatoria con una foto que el otro no sabía. Estuvo muy guay.

Dentro del sobre también había una participación de lotería con el número de décimo de nuestro número de vuelo. Que, por cierto, no nos ha tocado ni un euro.

boda viajera

Cada maletita tenía dentro un imán abrelatas viajero que diseñamos nosotros mismos. Dudamos mucho qué regalar, pero creíamos que si no regalábamos un imán, los invitados pensarían que se habían equivocado de boda. 🙂

Además del rollo viajero, queríamos darle un toque friki e hicimos tres modelos de imanes abre latas personalizados.

boda viajera

A su vez, cada maletita tenía otros mini imanes frikis aleatorios bajo la temática de Mario Bros, Juego de Tronos, Star Wars o películas de Disney.

boda viajera

Un pasaporte como minuta

La minuta donde viene el «menú a bordo» era en formato pasaporte. Lo diseñamos directamente nosotros y es otra de las cosas que más llamó la atención.

El pasaporte tenía el mismo tipo de letra que un pasaporte original, incluso sellos de nuestro propio pasaporte.

boda viajera

Puerta de embarque

Para pasar de la terraza donde tenía lugar el cóctel al salón del banquete sólo había una puerta. Nada más verlo se nos encendió la bombillita «eso sería nuestra puerta de embarque».

Así que nosotros mismos diseñamos un cartel de puerta de embarque exactamente igual a la de los aeropuertos.

boda viajera

Lo mejor de todo es que nos grabamos varios mensajes con la típica sinfonía del aeropuerto.

El primer mensaje era para decir a los invitados que ya podían pasar al comedor. Puedes escucharlo dando al play.

Fue muy especial cuando paró la música del cóctel y sonó el anuncio por los altavoces. Nos encantó ver como los invitados se miraban unos a otros con cara de «se os va la pinza mucho, pero me encanta».

El momento en el que vimos a todos nuestros invitados pasar por la puerta de embarque nos encantó. Ojalá todos los vuelos fuesen con las personas que tanto quieres.

boda viajera

Una vez que todos estaban sentados en las mesas, justo antes de la música de entrada de los novios al banquete, volvimos a grabar este otro anuncio como si de un aeropuerto se tratase.

 

Justo después de este audio sonaba «A Sky Full of Stars» de Coldplay.

Fotomatón viajero

Y, por último, para rematar esta boda viajera el fotomatón era un globo aerostático que sirvió también como photocall.

boda viajera

Esta obra de arte hecha a mano se la empaquetamos al hermano de Juanra. ¡Gracias cuñaíto!

La impresión de las fotos del fotomatón era con diseño viajero y la decoración muy internacional como gorros mexicanos, el típico paraguas japonés, etc.

Y el libro de firmas era de Mr Wonderful.

boda viajera